jueves, 14 de agosto de 2014

NORDIC WALKING Y COMO SER FELIZ CON MUY POCO: LAS 10 CLAVES

Sin lugar a dudas la practica regular de actividad física en el medio natural os hará ser más felices; y si practicáis nordic walking, vuestra mente, cuerpo y espíritu os lo agradecerán. Si además de ser seres humanos activos y amantes de la naturaleza, aplicáis estas diez sencillas claves, comprobaréis como la vida os sonreirá con muy poco.  que poco se puede ser muy feliz.

“A los egipcios al llegar a las puertas de su "cielo", tras la muerte, les hacían dos preguntas para permitirles o no el paso... La primera era: ¿Has conseguido ser feliz?... y la segunda y más importante: ¿Has proporcionado felicidad a los demás?”... (Jack Nicholson)

Ahí van: 

1. Práctica  el "slow", o lo que es lo mismo la filosofía  de la lentitud. Parece fácil decirlo, pero difícil ponerlo en práctica en una sociedad marcada por la prisa. Tomate la vida con calma, saborea los alimentos , disfruta de una buena siesta cuando puedas, párate a contemplar un horizonte, un paisaje, camina y muévete sin prisas, regalate momentos...

2. Cultiva tu mente. La verdadera felicidad está en el alma. Leer libros, escuchar música, disfrutar de las personas que te quieren, evitar sobrecargarse de imágenes y noticias violentas, televisión basura...En definitiva, cultiva la serenidad.

3. Desarrolla el sentimiento de gratitud. Añade la palabra gracias en tu vocabulario cotidiano, incluso hacía  los más pequeños. Experimentaras nuevas sensaciones. 

4. La verdadera felicidad no reside en tener, sino en el ser. Sin embargo, evita en caer en la trampa de querer adquirirlo todo y a ser posible muy rápidamente. Conviene ser realista, el ser humano también necesita de recursos materiales para tener una vida digna y tener las necesidades básicas cubiertas. 

5. Tus deseos no deben convertirse en tus en necesidades, porque esta es la fuente de la insatisfacción crónica.

6. Da sin esperar nada a cambio. Ten ideales y lucha por ellos.  Deja tu huella en el mundo y busca el sentido trascendente de la vida. Lo material nunca llena los vacíos del alma. Cultiva tus valores.

7. Cuida los lazos familiares y las relaciones de amistad compartiendo tiempo con las personas que te importan. El cariño te hace sentir vivo.
8. Busca un trabajo que te llene y que te motive. En la crisis, es importante rebajar las expectativas.

9. Practica actividad física, y a ser posible hazlo al aire libre, conecta con la naturaleza, siéntela, vívela, óyela: nunca te defraudará. Caminar es un excelente ejercicio físico  que te permitirá descubrir y sentir paso a paso y sin prisas. 

10. Cuida tu alimentación. Ponle color a tu alimentación. Los antioxidantes son sustancias que contribuyen a combatir numerosos tipos de enfermedades y ayudan a regenerarte. Están presentes, principalmente, en frutas y verduras de colores fuertes y llamativos, como morado, rojo, amarillo, anaranjado y verde. Destierra de tu nutrición las grasas saturadas y la comida industrial. No lo olvides: "somos lo que comemos"