jueves, 3 de abril de 2014

PRACTICAR DEPORTE Y NORDIC WALKING CON EL PULSÓMETRO ES UNA EXCELENTE DECISIÓN

Practicar deporte con el pulsómetro te va permitir conocer tu "frecuencia cardíaca" (FC) en todo momento. Es como el cuenta revoluciones de un coche, cuanto más trabajen tus músculos más alta es la cifra que en él vas a leer.

La información que te proporcionará es de gran utilidad, fácil de interpretar y "muy sincera". No lo olvides en tus salidas de "nordic walking" además con el podrás planificar tus entrenamientos y saber si estas en tu zona óptima de trabajo. 

ESTOS SON LOS ARGUMENTOS DEL PORQUE DEBES UTILIZARLO:
  1. Las pulsaciones son la forma más simple y directa de evaluar el rendimiento
  2. Permiten comprobar el progreso en los planes de entrenamiento
  3. Indican exactamente a que intensidad entrenar para mejorar más rápido
  4. Introduce parámetros objetivos respecto a las propias sensaciones que a menudo no son exactas.
  5. Son la herramienta ideal para aprovechar el tiempo limitado del que se dispone
  6. El “ feedback “ que proporciona es instantáneo y da la posibilidad de regular la actividad en ese mismo momento.
  7. Sirven para evaluar el estado de forma actual
  8. Aumentan la motivación al dar datos comparables con los de los compañeros de entrenamiento.

EL ABC DEL CORAZÓN

Por ello hay que moverse de manera lógica, equilibrada y saludable. La manera de hacerlo es por medio del entrenamiento controlado y a mejor manera es monitorizando en todo momento la frecuencia cardíaca.
En una sesión de ejercicio el corazón se sobrecarga, esto produce una serie de adaptaciones como respuesta, si estas sesiones se realizan de una manera regular. El corazón es un músculo y como tal para poder latir con fuerza aumenta su masa. Gracias a los ejercicios aeróbicos, también aumenta su capacidad, con lo que cada latido es capaz de enviar más sangre. Esto hace que precise de menos latidos para alcanzar un mismo nivel de esfuerzo, y no sólo durante el jercicio sino también en reposo, con lo que el desgaste físico es menor que el de una persona sedentaria.
En función de las pulsaciones a las que trabaja obtenemos unos efectos diferentes, por eso hablamos de distintas "ZONAS DE ENTRENAMIENTO “ de forma general.

INTENSIDAD:

BAJA: 50-60% DE LA FC Máx.: Ideal para sesiones de recuperación, control de peso cuando la forma física no es buena e iniciación al ejercicio.

BAJA-MEDIA: 60-70% DE LA FC Máx.: Mejora la capacidad del corazón de bombear sangre, fortalece músculos, tendones, articulaciones y se quema la grasa como fuente principal de energía.

MEDIA: 70-85% DE LA FC Máx.: Es el entrenamiento más productivo para mejorar la resistencia. La aproximación al 85% es estar llevando el ritmo al umbral anaeróbico.
ALTA: 85-100% DE LA FC Máx.: Entramos en zona anaeróbica. Se gana fuerza máxima y mejora la capacidad de hacer fuertes cambios de ritmo. Recomendado para deportistas avanzados.